La Federación Italiana de Turismo, Assoturismo, informó que habrá un gran impacto económico ocasionado por el brote de covid-19 en el sector, y de acuerdo con su presidente, Vittorio Messina, “el coronavirus ha acabado con más de medio siglo de turismo”.

El sector considera que incluso si hay una “solución rápida” a la emergencia de salud, “el efecto de la pandemia en el mercado internacional y en la confianza de los viajeros” les llevará a terminar el año con una disminución del 60 % de los ingresos, en comparación con 2019.

Messina estima que el turismo italiano cerrará 2020 con ingresos valorados en 172 millones de euros, “niveles que se registraron a mediados de la década de 1960, cuando el mundo estaba dividido en bloques y el transporte aéreo era un lujo para unos pocos”.

El presidente de Assoturismo estimó que “si todo va bien” la recuperación del mercado recién podría empezar en 2021, bajo la hipótesis de que la peor fase de la crisis sanitaria en el país europeo ocurrirá en abril con un retorno gradual de actividades en mayo.

El organismo cree que fronteras y conexiones internacionales van a permanecer bloqueadas a nivel internacional mientras duran los esfuerzos por contener la pandemia, e hizo un llamado a las autoridades locales para tomar medidas que puedan apoyar al sector, aclarando que las consecuencias no solo afectarán a la división hotelera, sino a todas las áreas relacionadas, como restaurantes, bares, empresas de transporte, y alquiler de vehículos, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here