Los pilotos integrantes de la serie NASCAR de automovilismo deportivo en Estados Unidos ofrecieron este lunes un ejemplo único de solidaridad hacia  Bubba Wallace,  único piloto de raza negra de la serie y quien fue objeto de una amenaza racista por parte de alguien que dejó en su pit una horca.

Los compañeros de profesión de Wallace empujaron el auto de Bubba  al frente de la parrilla de salida de la  carrera del lunes celebrada en Talladega.

Por su parte, agentes del FBI ya investigan quién colocó un nudo de horca en su garaje el fin de semana.

El hecho generó conmoción en la NASCAR por el acto de racismo, semanas después de que se  prohibió el despliegue de la bandera confederada en sus instalaciones, a instancias de Wallace.

El piloto de color fue rodeado por los  39 pilotos que forman parte de la Cup Serie,  máxima categoría del serial, poco antes de la largada y junto con los  mecánicos de los equipos se unieron para marchar por la pista, empujando el bólido número 43 al frente.

Wallace, de 26 años de edad, salió de su auto y no pudo contener las lágrimas en un autódromo ubicado en el sur de Estados Unidos donde la bandera confederada ha flameado por décadas.

Las autoridades federales confirmaron el lunes que abrieron una investigación tras el hallazgo de un nudo de horca en el garaje del circuito de Talladega correspondiente a Buddy.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here