Para las autoridades de Estados Unidos el escándalo de corrupción conocido como Fifagate no es caso cerrado, y este lunes, una corte de Nueva York inculpó por cargos de corrupción, fraude bancario y lavado de dinero a 2 exejecutivos de la cadena estadounidense Fox, un ejecutivo español de la empresa Imagina y la empresa deportiva uruguaya Full Play.

 

Se trata de los exejecutivos de Fox Hernán López y Carlos Martínez, así como el empresario español de Imagina Gerard Romy y la empresa uruguaya de marketing deportivo Full Play con sede en Buenos Aires, propiedad de los acusados argentinos Hugo y Mariano Jinkis, que están prófugos.

 

Todos están acusados de pagar sobornos millonarios a exdirectivos de la Conmebol, Concacaf o federaciones centroamericanas, a cambio de contratos de transmisión de partidos amistosos, Copa Libertadores, Copa América o partidos de calificación para los Mundiales de 2018 y 2022.

 

En el marco del escándalo FIFA que estalló en 2015, el gobierno estadounidense ha acusado a 45 personas y varias empresas deportivas de más de 90 delitos y de pagar o aceptar más de 200 millones de dólares en sobornos. De los acusados, 5 han fallecido. 22 se declararon culpables, y 6 han sido sentenciados.

 

El fiscal de Nueva York Richard Donoghue, dijo en un comunicado que “las inculpaciones difundidas reflejan el compromiso continuo de la fiscalía de arrancar de cuajo la corrupción en las más altas esferas del fútbol internacional y en las empresas comprometidas con la promoción y la transmisión del deporte”.

 

Añadió que los ejecutivos deportivos “deben entender que serán llevados ante la justicia si usan el sistema financiero estadounidense con fines corruptos”.

 

Romy y Full Play están acusados además de conspiración para delinquir y cada delito implica cárcel de 20 años como pena máxima. (agencias)

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here