Un incendio ocurrido anoche en circunstancias aún no aclaradas en el hospital privado de Río de Janeiro, el Badim, del barrio de Maracaná, ha dejado un saldo de al menos 10 personas muertas. El alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, afirmó que se investigarán posibles actos de “sabotaje”.

 

Al parecer habría sido un cortocircuito en el generador de energía de uno de los edificios del centro médico el causante de la tragedia, de acuerdo con las primeras versiones del hospital, sin embargo, el desastre es objeto de investigación desde la óptica de policía civil y bomberos.

 

El fuego obligó a la evacuación del edificio, el cual fue controlado para dar paso a la remoción de escombros con el saldo señalado de víctimas

 

Poco menos de 100 pacientes fueron reubicados en otros nosocomios de Río y un número importante de colchones y camillas fueron colocados sobre la calle frente al hospital para ofrecer ayuda, en tanto que los pacientes más delicados eran trasladados en ambulancias a otros sitios.

 

El alcalde Crivella confirmó este viernes tras visitar el hospital que “tenía todos los equipos” necesarios y que las “investigaciones determinarán se hubo o no responsables”.

 

Añadió que “es necesario ver si no hubo sabotajes, es una cosa que tiene que ser investigada. El fuego viene de la imprudencia de alguien que enciende llamas en un lugar que después no consigue controlar, o de algún cortocircuito eléctrico”.

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here