El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez Cázares, aseguró que el IMSS está del lado de las víctimas y los familiares afectados por el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, ocurrido el 5 de junio de 2009.

 Así lo señaló al acudir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para solicitar una medida cautelar a fin de que el Instituto pueda seguir brindando servicios de asistencia, hospitalarios y medicamentos a los familiares de las niñas y niños afectados, en congruencia con la Recomendación 49/2009 que emitió este Organismo, respecto al caso ABC.

En el documento se señala que todas las autoridades tienen en el ámbito de su competencia, la obligación constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

Martínez Cázares solicitó la intervención de la CNDH para garantizar el otorgamiento de medicamentos y servicios a los familiares, sin que los servidores públicos del IMSS que los brinden sean sancionados por las observaciones y trámites que inició la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano Interno de Control del Instituto.

 El titular del IMSS aclaró que nunca han sido interrumpidos los servicios de salud a las víctimas directas del incendio, pero sí a los familiares. Por ello, explicó, la necesidad de una intervención urgente por parte de la CNDH a fin de que otorgue una medida cautelar que permita continuar otorgando los servicios a las familias afectadas y garantizar el derecho a la salud y a la no revictimización de quienes fueron afectados en la tragedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here