Una lámina de plata fue encontrada en el sitio arqueológico de Viminacio ubicado en el centro de Serbia, y hay quien piensa que podría ser la inscripción más temprana conocida que incluye el nombre de Cristo.

El director del Instituto Arqueológico serbio, doctor Miomir Korac, señaló al portal ruso Novosti  que el objeto fue hallado en uno de los 3 sarcófagos de plomo recientemente excavados en el territorio de la antigua ciudad.

Esta lámina, de 5,3 centímetros de largo, 3,5 de ancho y solo 0,1 milímetros de grosor, estaba en la tumba de una niña de unos 3 años y  había sido plegada 7 veces. Al desplegarla los investigadores distinguieron las letras griegas hi, teta, ni y ro. En un lugar, los caracteres forman lo que se puede leer como HRIS.

Para Korac, la lámina es un “mensaje para los poderes superiores” que debían proteger a la difunta en el inframundo, e indica que las monedas presentes en la sepultura permiten datarla del fin del siglo II o principio del siglo III.

“Si se confirma que la lectura de la palabra HRIS es correcta, entonces es la mención más antigua de Cristo”, resalta el experto, quien enfatizó que la decoración del sarcófago, en la que se repiten la cruz en forma de romboide y la ‘estrella’ formada por 4 líneas cruzadas, es la misma que la asociada con los paleocristianos.

Agregó que “hay que tener en cuenta que el cristianismo era diferente al de hoy, era un conjunto de sectas muy diversas y los gnósticos místicos, cuyos anillos también encontramos en Viminacium, se consideraban cristianos”.

Varios detalles indican que la niña procedía de Oriente Medio, de manera que tanto el material como el estilo del sarcófago, muy extendido en Jerusalén, son muy raros para el sitio de Viminacio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here