Luego de más de un siglo de que le fue regalada a un soldado durante la Segunda Guerra Bóer, fue encontrada en Reino Unido una barra de chocolate, el cual todavía estaba empaquetado en su lata original.

El hallazgo se produjo en el poblado de Oxburgh Hall en Norfolk, y la barra estaba en el estuche de un casco militar que perteneció al octavo baroneto, sir Henry Edward Paston-Bedingfeld.

El chocolate fue encomendado por la reina Victoria en 1900 y se fabricaron más de 100 mil latas como la encontrada en Oxburgh, cada una con media libra de chocolate puro para enviarlas a los soldados que participaban en el conflicto armado.

La Segunda Guerra Bóer, llamada Guerra Anglo-bóer, fue un conflicto entre el Imperio británico y los fundadores de 2 repúblicas bóeres independientes en el nordeste de Sudáfrica. Estalló en 1899 y duró 3 años.

La reina envió a cada uno de los militares ingleses en el frente de batalla, una lata con chocolate que tenía la inscripción Sudáfrica 1900 y la frase “Te deseo un feliz Año Nuevo”, escrita con la letra de la soberana.

Como era un regalo de la propia reina, muchos soldados conservaron sus latas de chocolate y hubo quienes las enviaron a casa para que fueran almacenadas. Solo unas cuantas latas pueden rastrearse., y no solo son muy rara sino que aún las hay con chocolate en su interior.

“No lo vas a querer como regalo de Pascua, pero aún está completo y es un hallazgo extraordinario”, afirmó Anna Forrest, representante de la Fundación Nacional para Lugares de Interés Histórico o Belleza Natural del Reino Unido, al The Daily Mail. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here