Grecia permitirá acceder a su patrimonio subacuático a los buceadores certificados, tras convertir el enorme naufragio de un buque de carga en un museo submarino frente a la isla de Alónissos, en el mar Egeo.

La atracción turística y cultural está abierta para los visitantes desde el 1 de agosto hasta el 2 de octubre.

A una profundidad de 28 metros se puede ver un barco hundido hace 2 mil 500 años que transportaba casi 4 mil ánforas que han permanecido casi intactas a pesar de los siglos transcurridos.

El naufragio de Peristera, llamado así por la isla griega frente a Alónissos donde se descubrió, consiste en un barco mercante ateniense, hundido debido al mal tiempo alrededor del año 425 antes de Cristo con miles de ánforas de vino de Calcídica, en el norte de Grecia, y la isla de Skopelos, dijo Pari Kalamara, director de la Autoridad de Antigüedades Subacuáticas.

La embarcación fue encontrada por un pescador cerca de la costa occidental de Peristera en 1985. Tiene una eslora de 25 metros, lo que permite suponer a los historiadores que es el barco más grande de su tipo descubierto bajo el mar, informa el centro de buceo.

Para quienes no puedan realizar la inmersión, el museo ofrece un proyecto que les permite hacer el recorrido en realidad virtual. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here