Luego de que el jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, anunció el domingo que abandonó el diálogo que mantenía con el Gobierno de Nicolás Maduro con el auspicio del Reino de Noruega, 40 días después que lo hiciera el presidente venezolano, el dirigente pudo haber recibido un revés este lunes.

El Gobierno venezolano y un sector moderado de la oposición firmaron un acuerdo como parte de la ‘Mesa Nacional de Diálogo por la Paz’, en la que trabajan desde hace unos meses. Entre los primeros “acuerdos parciales” entre las partes se encuentran los siguientes:

La fracción parlamentaria del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela y movimientos aliados se reintegran a la Asamblea Nacional: se atenderá con prontitud la nueva conformación del Consejo Nacional Electoral y las garantías electorales del proceso de votación; y  se exhortará al sistema de Justicia, mediante la Comisión de la Verdad que acuerde medidas de solución de privación de libertad en casos donde el ordenamiento jurídico lo permita.

Más aún, se apoyará la propuesta de canje de petróleo por alimentos, medicinas e insumos, en concordancia con los mecanismos de la Organización de Naciones Unidas: se reafirman y defienden derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba mediante la negociación política, y se rechazan sanciones, exigiendo su levantamiento inmediato.

Horas antes, Guaidó había declarado que “el régimen dictatorial de Nicolás Maduro abandonó el proceso de negociación con excusas falaces: tras más de 40 días en los que se han negado a continuar en el mismo, confirmamos que el mecanismo de Barbados se agotó”.

Por el Gobierno venezolano firmaron el convenio la vicepresidenta, Delcy Rodríguez; el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez y el canciller, Jorge Arreaza, en tanto que la delegación opositora estuvo representada por dirigentes de los partidos Movimiento al Socialismo, Avanzada Progresista Soluciones y Cambiemos y otras personalidades.

El presidente Maduro manifestó vía Twitter su satisfacción con la firma de los acuerdos y consideró que son “un paso para avanzar hacia la convivencia y la paz”: falta ver la validez y representatividad que tengan los participantes del acuerdo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here