El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó en su mañanera del lunes que su gobierno prepara el plan de reinicio gradual de actividades educativas y laborales, una vez se supere la fase crítica de la pandemia de COVID-19, cuyos días más difíciles están transcurriendo

El presidente señaló que “el plan de reinicio de actividades lo vamos a presentar el miércoles o el jueves de esta semana para la reapertura, de cómo vamos a regresar a la actividad”.

Detalló que el reinicio de actividades no esenciales, suspendidas en las jornadas nacionales de sana distancia, considera “tanto lo regional como sectorial, en sectores educativos, sectores que tienen que ver con la producción, la industria de la construcción, las empresas relacionadas con el tratado para producir y exportar”, haciendo alusión al T-MEC.

Las autoridades han comenzado también a “vislumbrar la apertura de la actividad turística, el regreso a clases” y según el mandatario, “se está previendo todo con cuidado, gradual, con la misma participación de siempre de la gente, que ha sido lo fundamental, lo básico: el buen comportamiento de todos los ciudadanos”.

López Obrador expresó que el país atraviesa el pico de epidemia de la enfermedad, transmitida por el SARS CoV-2, en la fase 3 de aceleración de los contagios,  y precisó que “estamos en la semana más difícil en la Ciudad de México y el Valle de México, y tenemos una ocupación en terapia intensiva de 75%, tenemos 25% de camas disponibles y estamos en la meseta de lo alto. De acuerdo a las proyecciones, se espera que pronto se dé el descenso”.

Destacó el comportamiento de la ciudadanía atendiendo recomendaciones de las autoridades sanitarias, y “la entrega de médicos y enfermeras en el combate a la pandemia, también de los empresarios que en su mayoría mantienen cerrados los establecimientos comerciales y empresas”.

Agregó que las acciones preventivas han sido aplicadas en este país “sin medidas coercitivas: en algunos países hay prohibiciones de salir a la calle, hay días en que la familia decide que va a salir uno y se llegó hasta el toque de queda, pero aquí todo fue con la participación consciente de la gente, se aplanó la famosa curva” de contagios.

Al comienzo de la epidemia, el porcentaje de empresas que no cumplía con las recomendaciones del Consejo General de Salud era de 13%, y de acuerdo con el presidente, “después bajó al 6 y ahora están en 5%, espero que la semana próxima siga reduciéndose el número de establecimientos que no cumplen el plan de emergencia sanitara”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here