Mercedes mostró hoy que nadie le hace sombra en la Fórmula Uno y este domingo se consagró por séptima ocasión consecutiva campeón mundial de constructores al llevarse por enésima ocasión el 1-2, esta vez en el circuito de Imola, en Italia.

Y también de nueva cuenta, el finlandés Valteri Bottas no pudo sostener su pole, siendo superado por el inglés Lewis Hamilton, que obtuvo su victoria 93 en la F1 y seguramente se coronará en la próxima carrera a celebrarse en Turquía.

En esta ocasión el podio se modificó en cuanto al tercer sitio. Max Verstappen tenía seguro su lugar de siempre, pero un problema de neumáticos en su Red Bull lo dejó fuera y todo indicaba que el mexicano Sergio Pérez sería quien se quedaría con la posición tras hacer otra gran carrera.

Sin embargo, una mala estrategia de su equipo Racing Point, lo llamo a pits a cambiar llantas cuando no era necesario hacerlo, y con ello le quitó al tapatío la oportunidad de subir al podio.

Resultado de una decisión extraña y equivocada, fue que Daniel Ricciardo llegará tercero en su Renault, el ruso Daniel Kvyat fuera cuarto en Alpha Tauri, Charles Leclerc quinto en Ferrari y Pérez finalizará sexto.

Detrás llegaron los Mc Laren de Sainz y Norris, y los Alfa Romeo de Raikkonen y Giovinazzi.

El compañero de equipo de Pérez, el canadiense Lance Stroll, con asiento asegurado en 2021 gracias a su papá, terminó en el fondo del pelotón y atropelló a un mecánico en pits.

Mercedes es campeón de 2020 en la F1, Hamilton amarrara el título de pilotos en Turquía y el dinero sigue siendo el rey en una Fórmula Uno, que de no ser por la competencia entre las demás escuderías, sería uno de los deportes más aburridos hoy en día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here