Franck Ribéry, futbolista francés del Bayern Munich, respondió en las redes sociales a quienes lo han criticado por una publicación en donde aparece el atacante del cuadro muniqués comiendo un bistec cubierto de oro en un restaurante del cocinero turco Nusret Gokce, conocido también como ‘el chico de la sal’, en Dubái.

El video fue subido en la cuenta de Instagram del chef esta semana y sumó 9,7 millones de visualizaciones. El platillo tenía un costo de 1,200 dólares y lo mismo hubo internautas encantados con el plato, que quienes se escandalizaron por el precio.

Ribéry, quien ya ha sido foco de controversias como sucedió en noviembre pasado que insultó y abofeteó a un comentarista de la cadena BeIN Sports después de que su equipo cayera ante Borussia Dotrmund, refutó a esas “envidiosas, enfadadas” personas con insultos dirigidos a sus “madres, abuelas e incluso su árbol genealógico”.

“No les debo nada”, expresó en un mensaje en su cuenta de Twitter. “Mi éxito se debe a Dios, a mí mismo y mi familia y mis amigos que creyeron en mí. Los demás, son nada más que guijarros en mis calcetines”, precisó el futbolista.

Bayern Munich impuso “una fuerte multa” a Ribéry por sus afirmaciones, informó el director deportivo del club, Hasan Salihamidzić, explicando que “usó palabras que nosotros, como Bayern Munich, no podemos aceptar y que Franck, como modelo, como jugador del Bayern Munich, no puede usar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here