El jugador serbio del real Madrid, el delantero Luka Jovic llegó a un acuerdo con la fiscalía del gobierno serbio y pagará 30 mil euros de multa para no irse 6 meses a la cárcel por violar el confinamiento en marzo pasado durante la pandemia de coronavirus.

La prensa serbia reporta que el atacante fue denunciado por la policía en Belgrado cuando paseaba con una joven por el centro de la ciudad, y de acuerdo con su club, el jugador viajó a su país por prescripción médica ordenada por el jefe de los servicios madrilistas, el croata Niko Mihic, quien le recomendó pasar el confinamiento en su casa de Serbia.

Jovic está separado de su mujer, tiene un hijo de pocos meses que vive en la casa de los padres del jugador y ha pasado por varias semanas de depresión.

El Madrid asegura que Jovic voló a Belgrado en un vuelo particular costeado por el propio jugador. Al club no le constaba en este momento si el jugador violó en Serbia el confinamiento al que estaba obligado, al igual que sus compañeros de equipo de fútbol y de la sección de baloncesto.

El jugador incumplió en su país los 14 días de confinamiento obligatorio que el gobierno serbio ordenó sobre su población, por lo que el gobierno de Serbia decidió  multarlo con 30 mil euros, que en principio Jovic se negó a pagar, por lo que fue condenado a 6 de prisión. Sin embargo, ya hubo acuerdo con la fiscalía serbia para eludir la cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here