Transición inédita. Por Alfredo Vega

0

Esta semana iniciaron los trabajos de los equipos de transición en México, y al menos, en lo que ha transcurrido desde la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio, lo que hemos visto hasta ahora ha sido civilizado, terso, y hasta podría decirse con madurez política, pese a que las visiones que se tienen de lo que debe ser el país, son diametralmente opuestas, entre los que se van y los que llegan.

Así, el presidente Enrique Peña Nieto se ha reunido hasta en 3 ocasiones con el futuro mandatario Andrés Manuel López Obrador, todas en Palacio Nacional, porque como sabemos, la sede del gobierno de México dejará de ser la Residencia de Los Pinos para ser desde el 1 de diciembre, el Palacio.

Otra actividad en la que los equipos de las administraciones entrante y saliente han interactuado, es la relacionada con el Tratado de Libre Comercio para América del Norte, en donde se trabaja con madurez política entre los actuales y futuros negociadores mexicanos, en un asunto harto delicado porque se trata de la negociación con Donald Trump.

Más aún, el responsable de la cartera de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, ha tenido conversaciones cordiales con quien asumirá el control de  la dependencia, Olga Sánchez Cordero, y encuentros similares se han dado informalmente en otros niveles.

amlo-peña 2

Recién se encontraron los equipos de Peña Nieto y López Obrador y es de desearse que la tónica sea la misma, aunque las intervenciones de los 2 líderes en la conferencia de medios posterior al primer encuentro entre gabinetes, reflejaran las profundas y abiertas diferencias existentes, eso sí, sin perder el estilo y el tono de respeto.

Mientras esto ocurre, sin asumir el gobierno, Andrés Manuel se comporta día con día como si esto ya fuese una realidad, lo mismo anunciando inversiones, que programas de trabajo, y por supuesto, confiriendo responsabilidades y haciendo nombramientos en lo que será su gabinete.

Tenemos proyectos a manos llenas sin que se tenga claro como se obtendrán todos los recursos para hacerlos realidad. Se habla de ahorros y ciertamente sí los habrá, aunque más bien se tratará de redireccionar presupuestos, como por ejemplo los de la nómina gubernamental, los gastos legislativos, o las “necesidades” judiciales, así como de crear pactos de colaboración con sectores como el empresarial, clave para el desarrollo del país. ¿Será suficiente?

En este marco de confianza y optimismo en el que de manera inédita, 2 gobiernos parecen estar en funciones sin que haya dimes y diretes, la puesta en libertad de la maestra Elba Esther Gordillo parece ser la piedra en el zapato  para la naciente administración, por el momento político en el que se produce, la mala imagen de la exlideresa sindical ante la sociedad, los intereses que representa, y los conflictos que puede generar.

Gordillo una de las dirigentes sindicales más acaudaladas de América Latina “gracias a la herencia de su mamá”, reapareció públicamente, y con la espada desenvainada dio por muerta la reforma educativa, acusó el gobierno actual de encarcelarla con fines políticos, denunció el desamparo en el que según ella están los maestros y advirtió que está de regreso para retomar el control del sindicato…en mal momento.

gordillo

El que López Obrador haya reiterado, ahora frente al gobierno saliente que echará abajo la reforma educativa, y que el mismo día, pero con minutos de diferencia, Elba Esther haya expresado lo mismo, parece ser una mala coincidencia que nos adelanta que esta podría ser la primera prueba para una futura administración que presume su honestidad, cacarea su transparencia, y promete que “por encima de la ley, nadie”.

Justo además en el día de inicio de un nuevo ciclo escolar y de la entrada en vigor de varios elementos de la Reforma Educativa que el lopezobradorismo, dice, va a tumbar.

Cierto, el tabasqueño dijo categórico que Gordillo no estará en su equipo de gobierno, y aseguró que se le respetarán sus derechos…pero, y si la señora quiere intervenir en la política educativa de millones de niños como ya lo hizo hasta hace 6 años, ¿Qué hará Andrés Manuel?

La liberación de la “maestra” esté o no basada en la aplicación de la ley, cosa que casi todos los mexicanos dudan, se produce en un mal momento, cuando la transición corre de manera civilizada y democrática.

Faltan todavía más de 3 meses para el cambio de estafeta en el gobierno, Esperemos que la irrupción de Elba Esther Gordillo no de al traste con el espíritu inédito de civilidad que hasta hoy hemos presenciado los mexicanos.

 

 

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*