Investigadores del FBI llegarán este fin de semana al Líbano para sumarse a las pesquisas relacionadas con la explosión del martes 4 de agosto en Beirut, la cual mató a poco menos de 200 personas.

Esto confirmó David Hale, subsecretario de Estado para asuntos políticos, quien visitó este sábado el lugar del desastre y exigió una investigación exhaustiva y transparente.

El funcionario norteamericano señaló que el equipo del FBI fue invitado por las autoridades libanesas para ayudar a determinar las causas de la explosión que además dejó a miles de heridos y cientos de miles de damnificados.

Se busca determinar la causa del incendio que hizo estallar 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto de Beirut. De acuerdo con documentos recién divulgados, responsables del gobierno y la seguridad libanesas sabía de la existencia de esas sustancias.

En la investigación también participan investigadores franceses, y de acuerdo con Hale, “realmente debemos asegurarnos de que se realiza una investigación exhaustiva, transparente y creíble. Yo sé que eso es lo que todos exigen”.

Cuerpos búsqueda y rescate llegaron de distintas partes del mundo tras el siniestro. Y muchos libaneses quieren que el gobierno se retire de la investigación por temor a que los enfrentamientos entre las facciones políticas, conocidas por su corrupción, impidan la difusión de conclusiones perjudiciales para sus dirigentes.

El dirigente de la milicia Hezbollah dijo que no confía en los investigadores internacionales, en especial estadounidenses, ya que se buscará exculpar a Israel de toda responsabilidad en la tragedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here