La necesidad de dar certeza al mundo sobre la seriedad y confianza de sus investigaciones y desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, llevó hoy a 9 farmacéuticas que quizás produzcan las primeras vacunas a firmar un compromiso al respecto.

Ejecutivos de estás compañías aseguraron que mantendrán el apego a los estándares éticos y científicos que exigen las pruebas y la producción de la vacuna.

Dicen que tendrán como prioridad el bienestar de aquellos que se vacunen y quienes firmaron este compromiso figuran las estadounidenses Johnson & Johnson, Merck, Moderna, Novavax y Pfizer, además de las europeas AstraZeneca, BioNTech, GlaxoSmithKline y Sanofi.

Se sumó al acuerdo BioNTech que está asociada con Pfizer en una de las 3 vacunas que se encuentra en la última fase de pruebas en seres humanos.

Las farmacéuticas buscarán la aprobación para uso de emergencia sólo después de confirmar que las vacunas son eficaces y seguras mediante una última etapa de pruebas en humanos.

Añaden las empresas que estiman que
“este compromiso ayudará a ganar la confianza del público en el riguroso proceso científico y normativo mediante el cual se evalúan las vacunas de COVID-19 y, en última instancia, se pueden aprobar”.

Este inédito convenio se registra en medio de la preocupación que genera el presidente estadounidense Donald Trump, que busca una vacuna antes de la elección de noviembre y presiona a la Administración de Alimentos y Medicamentos para que la apruebe antes de confirmar que es segura y efectiva.

Trump insiste en que una vacuna podría estar lista para finales del año, o incluso para octubre.

Funcionarios de salud pública dudan que los datos adecuados sobre la seguridad y efectividad de una vacuna estén disponibles antes de noviembre y además temen que la población no a este la vacuna al no confiar en su efectividad .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here