El expresidente brasileño Michel Teme se entregó este jueves a la Policía Federal y se puso así a disposición de la Justicia, luego de que le fuese ordenado retornar a la cárcel.

Temer estuvo preso a finales de marzo luego de ser señalado por liderar una “organización criminal” que desvió en 4 décadas más de 470 millones de dólares, destinados a la construcción de la central nuclear Angra 3, en Río de Janeiro.

Sin embargo, 4 días después de su encarcelamiento, se ordenó su liberación por considerar que la privación de la libertad no respetaba sus garantías constitucionales al ser juzgado bajo la condición de prisión preventiva.

Temer, como ya había adelantado, abandonó su domicilio en Sao Paulo y se entregó voluntariamente ante un buen número de periodistas, luego de que un tribunal de apelación de Río de Janeiro revocó el miércoles el habeas corpus que había presentado la defensa del exmandatario, y que le había permitido salir de la cárcel.

La defensa  del exjefe de estado busca que permanezca en las superintendencias de Sao Paulo y no en Río de Janeiro, donde estuvo preso en marzo.

Temer enfrenta varios procesos por corrupción desde que asumió la Presidencia en agosto de 2016 tras el ‘impeachment’ contra la mandataria Dilma Rousseff, de quien fue vicepresidente, y durante su mandato, la Fiscalía solicitó 2s veces que se le abriera una causa por corrupción, pero el Congreso se negó a autorizarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here