Investigadores franceses e italianos dicen haber encontrado evidencia de que se sacaron conclusiones equivocadas en la primera investigación que trató de fijar la antigüedad del sudario de Turín en la Edad Media.

Los investigadores estudiaron durante 2 años los datos anteriores y publicaron los resultados en la revista Arcaeómetry de la Universidad de Oxford en el reino Unido.

Luego de solicitar al Vaticano acceder a los datos de la primera investigación efectuada en 1988, los expertos concluyeron que la investigación inicial tenía errores, argumentando que en la datación inicial que ubicó los fragmentos de tela entre 1260 y 1390 solo se usaron piezas del borde del sudario que se rumorea fueron manipuladas en la Edad Media para ser restauradas.

Por esta razón se pudo haber obtenido una datación equivocada que dejó en evidencia que el sudario no era de tiempos de Jesucristo.

En 1988, tres instituciones, entre las que estaba la Universidad de Oxford, pudieron examinar el santo sudario de tela de lino que muestra la imagen de un hombre con marcas y heridas similares a las causadas por una crucifixión.

Muchos han considerado que perteneció a Jesús, a pesar de las dudas sobre su autenticidad y edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here