Los habitantes de la mayor parte de América del Norte y Sur, así como algunas partes del sudoeste de Europa y África, tendrán la posibilidad de observar el eclipse penumbral de la noche del 4 al 5 de julio, es cecir, este fin de semana.

Nombrado como “Luna de Trueno”, se trata del tercer eclipse lunar de 2020, después de la Luna del Lobo del 10 de enero y la Luna de Fresa del 5 de junio. Durante el eclipse, un tercio de la Luna llena se oscurecerá durante unas horas a medida que nuestro satélite pase a través de la penumbra generada por la Tierra.

En el caso del fenómeno conocido como Luna de Fresa, se dio paso al llamado corredor de eclipses, período en el que ocurren varios eclipses seguidos en un corto lapso de tiempo.

El fenómeno difícilmente se verá a simple vista debido a queo 35 % de la luna estará cubierta por la penumbra de nuestro planeta, y de acuerdo con la NASA,”la ligera reducción en el brillo de la Luna será difícil de notar con el ojo humano”.

La agencia espacial estadounidense explicó que la Luna llena de julio fue bautizada como Luna de Trueno por las tribus nativas algonquinas de Norteamérica debido “a las frecuentes tormentas eléctricas de principios de verano”.

Otro nombre del fenómeno es Luna de Ciervo, que se refiere a la época cuando “las nuevas cornamentas de los ciervos salen de sus frentes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here