La Ciudad de México registró en los últimos 11 meses la tasa más alta de carpetas de investigación de homicidio doloso desde que se contabilizan los datos, con una tasa de 15.36 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes, lo que representa un crecimiento del 4.14% con respecto al mismo periodo de 2018.

Basándose en datos de la Agencia Digital de Innovación Pública, el Observatorio Ciudadano de la Ciudad de México analizó la implementación de ciertos programas que se pusieron en marcha durante el primer año de administración del gobierno capitalino para conocer su eficacia o la falta de esaa en cuanto a la posible reducción de la incidencia delictiva.

Parte del análisis se enfocó en la promesa de campaña de la jefa de gobierno por reducir el homicidio doloso para finales de año. Al comparar enero a noviembre de 2018 respecto al mismo periodo de 2019, este delito aumentó 4.04%. Esto se explica en parte por la ausencia de indicadores y estrategias para atender este y otros delitos. En este sentido, al Observatorio le preocupa la ausencia de diagnósticos e indicadores definidos que permitan implementar una estrategia de seguridad que facilite una hoja de ruta con diagnóstico acertado y conocimiento de las causas.

Durante el primer año de gobierno de Claudia Sheinbaum, en promedio se abrieron 4 carpetas de investigación al día por este delito y la alcaldía Venustiano Carranza presentó la tasa más alta en homicidio doloso con 25.7 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes. Este delito aumentó en 6 alcaldías de enero a noviembre de 2019 respecto al mismo periodo de 2018.

Asimismo, el número de carpetas de investigación por homicidio doloso con arma de fuego aumentó 8%, y las alcaldías Cuajimalpa, Tláhuac y Tlalpan fueron donde más creció este delito.

Sobre la Alerta de Género se observó que la violencia en contra de las mujeres persiste en la ciudad, y no hay evidencia para afirmar que con esta medida se redujeron los feminicidios, violaciones y violencia familiar en otros estados de la República. Por tanto, si se quiere impactar en el delito, es indispensable destinar más recursos el próximo año a la fiscalía especializada en feminicidio.

En cuanto a la apertura de la información de incidencia delictiva, el Observatorio concluyó que hubo un gran avance en materia de transparencia. No obstante, es necesario profesionalizar su publicación. Además, un elemento a destacar es la discrepancia que existe entre el catálogo de incidencia delictiva y lo que se encuentra estipulado en el Instrumento para el Registro, Clasificación y Reporte de los Delitos y las Víctimas, que no permite reconstruir lo reportado en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a partir de los datos publicados por la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México a través de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here