Inundaciones amenazan la costa Este de Estados Unidos por paso de Florence

0

Florence, ya como tormenta tropical, ha dejado un saldo provisional de 6 personas muertas a su paso por la costa Este de los Estados Unidos, donde las fuertes lluvias que trae consigo el meteoro mantienen latente riesgo de severas inundaciones y daños materiales.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias movilizó a 1.200 personas para las operaciones de búsqueda y rescate. El Ejército de Estados Unidos y voluntarios de todo el país, como la “Cajun Navy” de Luisiana, también ayudan en las tareas.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, confirmó la muerte de 5 personas relacionadas con Florence, y dijo que “varias más” están bajo investigación. La otra víctima ocurrió en Carolina del Sur

Advirtió que Florence “descarga cantidades épicas” de lluvia, aunque ha perdido fuerza, y frenó las intenciones de quienes intentaban regresar desde el sábado a sus hogares conduciendo por carreteras inundadas y provistos de motosierras para despejar los pinos caídos que las cubrían.

Las ráfagas de viento causaron daños severos, arrancando árboles y postes de luz y se estima que más de 800 mil hogares no tenían electricidad el sábado, según los Servicios de Administración de Emergencias de Carolina del Norte.

Florence golpeó la costa este de Estados Unidos el viernes como un huracán categoría 1 pero desde entonces se ha debilitado a tormenta tropical.

Se esperaba que la tormenta tropical se convierta en una “depresión tropical” en el transcurso del domingo.

Los meteorólogos prevén que en Carolina del Norte la acumulación de agua de las lluvias alcance los 25 centímetros tierras adentro, y un metro en algunas áreas costeras. Según Steve Goldstein, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, algunas áreas ya recibieron unos 60 centímetros de lluvia y podrían esperar medio metro más.

La Casa Blanca anunció que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, visitará “a principios o mediados de la próxima semana” las áreas afectadas.

En Carolina del Norte, algunas carreteras principales estaban despejadas de los árboles y ramas caídas por el paso de Florence el día anterior, pero el aumento de las aguas aún era una amenaza para la zona.

Parte de la ciudad de New Bern está inundada desde el viernes, lo que provocó que cientos de residentes se quedaran atrapados.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, anunció que una mujer de 61 años murió cuando su auto chocó contra un árbol derribado en una carretera.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*