El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó contrato de 86,9 millones de dólares para alojar en hoteles cerca de la frontera a familias de inmigrantes indocumentados que provienen del lado mexicano.

De acuerdo con el reporte del medio Adiós, se albergará  por el momento a unas 1.200 familias de esta manera en zonas de Texas y Arizona.

En un comunicado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, el director de esta agencia, Tae Johnson, dijo que han suscrito un contrato a corto plazo con la ONG texana Endeavors, quien operará también un centro de acogida para menores no acompañados con 2 mil camas.

Según Axios el contrato entre ICE y Endeavors tiene 6 meses de duración, aunque podría prorrogarse. Johnson apuntó que el objetivo de ese acuerdo es “proporcionar alojamiento temporal y servicios de tramitación para las familias que no han sido expulsadas y que por tanto están en proceso de expulsión de Estados Unidos”.

 Además, el contrato contempla 1.239 camas y otros servicios, como atención médica y pruebas del Covid-19.

Johnson añadió que “la frontera no está abierta. La mayoría de los individuos continúan siendo expulsados bajo la autoridad de salud pública de los Centros para el Control de Enfermedades”.

El número de miembros de familias de inmigrantes indocumentados que atravesaron la frontera sur de Estados Unidos pasó de 7 mil en enero a cerca de 19 mil en febrero, de acuerdo a datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

El presidente Joe Biden ha prometido un trato más humano a los inmigrantes tras el mandato de Donald Trump, pero se están viendo en dificultades para manejar la llegada de indocumentados, muchos de ellos menores no acompañados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here