Los magistrados del Supremo Tribunal Federal del Brasil avalaron por 9 votos a 2, permitir la restricción de los ritos religiosos en momentos en los que la crisis sanitaria provocada por el coronavirus registra récord de muertes y decenas de miles de contagios.

El pleno el Supremo Tribunal determinó que gobernadores y alcaldes del país continúen teniendo prerrogativas para restringir las celebraciones religiosas, una de las medidas adoptadas para frenar el avance descontrolado del coronavirus.

Los magistrados consideran que Brasil vive la mayor crisis sanitaria en los últimos 100 años y ello justifica la medida.  

El juez que planteó la resolución, Gilmar Mendes, aludió al nuevo récord de muertes del 6 de abril, cuando se registraron en el país 4 mil 195 fallecidos por covid-19 en 24 horas, y al día siguiente, la cifra fijó otro récord de 4 mil 249 decesos en un dia.

Para Mendes, Brasil se convirtió en un “paria internacional en el ámbito de la salud”, al concentrar cerca de un tercio de los muertos diarios causados por el Covid-19 en todo el mundo.

La votación tuvo lugar después que el fin de semana pasado, el magistrado Nunes Marques, propuesto para el cargo por Jair Bolsonaro, permitió la reapertura de servicios religiosos, contradiciendo la decisión de los gobernadores y sorprendiendo al resto de los jueces del Supremo Tribunal.

La cuestión sobre si los templos deberían permanecer abiertos y ofrecer servicios religiosos había causado polémica, luego de que el presidente Bolsonaro dispusiera que se trata de una actividad esencial y, en consecuencia, no podían cerrar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here