Un sujeto encarcelado de manera injusta durante largos 19 años por el asesinato de un policía de alto rango recibirá como indemnización además del “usted perdone”, cerca de 5 millones de dólares tras de ganar la batalla legal en Australia.

Se trata de David Eastman, sentenciado a condena perpetua en 1995 por el asesinato ocurrido en 1989 de Colin Winchester, comisionado asistente de la Policía Federal de Australia.

Luego de varias apelaciones frustradas, la condena fue anulada en 2014 debido a las preocupaciones surgidas sobre la evidencia original, y el nuevo juicio celebrado en 2018 arrojó como resultado el veredicto para Eastman de no culpable de la muerte de Winchester.

Eastman, de 74 años, de edad, rechazó en principio  una indemnización de más de 2,5 millones de dólares propuesta por el Gobierno del Territorio de la Capital Australiana y pidió entre 9 y 12 millones, por lo que el Michael Elkaim ajustó la cantidad haciendo referencia a las dificultades que experimentó Eastman en prisión, incluido el abuso por parte de otros reclusos, “la pérdida por el demandante de su vida laboral y su capacidad económica”, “el insulto a su reputación” y “la ilicitud de su encarcelamiento”.

Eastman argumentó que había perdido la oportunidad de tener una familia y una carrera y que sus 2 hermanas menores y su madre habían muerto mientras él estaba en la cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here