En medio del inicio de la crisis por el brote de coronavirus, aerolíneas estadounidenses pidieron al gobierno apoyos que podrían alcanzar 50 mil millones de dólares para ayudarles a recuperarse de la caída sufrida por la falta de pasajeros.

Las aerolíneas van saliendo de una década de ingresos récord, pero este año han estado reduciendo vuelos, comenzando con los viajes a China donde comenzó el brote de coronavirus. El desplome del pasaje se desbordó desde la semana pasada, provocando que las aerolíneas anuncien medidas drásticas.

Airlines for America, el grupo que representa al sector en Estados Unidos, presentó una solicitud de ayuda financiera justo cuando más aerolíneas del mundo anunciaban recortes en el servicio y hasta despidos. El grupo pidió 29 mil millones de dólares en subvenciones federales: 25 mil para las aerolíneas comerciales y 4 mil para las compañías de carga.

Las aerolíneas también buscan otros 29 mil millones en préstamos de bajo interés y que los impuestos al consumo sobre el combustible, cargamento y boletos de avión sean suspendidos hasta finales del 2021. El monto total podría superar los 5 mil millones en subvenciones y hasta 10 mil millones en garantías de préstamo que el Congreso aprobó luego de los ataques terroristas de septiembre de 2001, que dejaron en tierra todos los aviones estadounidenses.

United, American y Delta anunciaron ya más recortes en vuelos de los que habían contemplado días antes, y los miembros del grupo comercial incluyen a las 6 aerolíneas comerciales más grandes de Estados Unidos: Delta, American, United, Southwest, Alaska y JetBlue. Las de carga FedEx y UPS también son parte del grupo.

Las reservaciones de vuelos y cancelaciones crecen debido a que los gobiernos  restringen viajes y la gente teme estar encerrada en un avión varias horas en medio de una pandemia que ha infectado a unas 170 mil personas y provocado la muerte de más de 6 mil 500 en  el orbe. (con información de AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here