La agencia de la ONU para la salud en las Américas señala que ha cerrado acuerdo con 2 productores de vacunas y precisa que ningún país contará con grandes dosis en un inicio. Mientras tanto, en Europa los expertos en salud prevén una tercera ola a principios de 2021 y piden a la población utilizar la mascarilla en las reuniones familiares durante las Navidades.

Todos los países que en América Latina y el Caribe participan en el mecanismo internacional COVAX recibirán las vacunas al mismo tiempo, si pagan por ellas o si las reciben gratuitamente, aseguró el subdirector la Organización Panamericana de la Salud, el doctor Jarbas Barbosa.

Las 10 naciones que obtendrán donaciones (Bolivia, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas) a través de COVAX, mecanismo que en la región lideran la Organización Panamericana de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, recibirán las vacunas a la vez que los otros 27 y las obtendrán en proporción a su población.

En cualquier caso, para la adquisición y distribución a través de COVAX, todas las naciones deben esperar a que la Organización Mundial de la Salud concluya la precalificación, algo que será más rápido en el caso de vacunas como la de Pfizer, que ya han sido autorizadas por “autoridades regulatorias rigurosas” como las de Canadá y Estados Unidos.

La aprobación de esas vacunas puede llegar “en un par de días”, anunció Barbosa en una rueda de prensa.

La OPS precisa que ningún país contará con cantidades muy grandes de vacunas en un inicio. La meta de la iniciativa COVAX es tener 2 mil millones de dosis a finales de 2021, pero una “expectativa realista” sería contar con 65 millones en el primer trimestre del año que viene, para comenzar a vacunar en marzo.

Los expertos también anunciaron que ya han cerrado acuerdos con 2 productores de vacunas y negocian con otros 2 a los que esperan sumar más en próximos días.

Solo en la última semana se informaron casi 5 millones de nuevas infecciones por COVID-19 en la región, la mayoría en América del Norte, donde Canadá y Estados Unidos continúan siendo los principales impulsores de nuevos casos.

“En Canadá, las hospitalizaciones están aumentando, particularmente en sus regiones centrales, lo que genera preocupaciones sobre la capacidad hospitalaria. En Estados Unidos, las muertes han superado las 300 mil” informó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Centroamérica, Panamá y Belice están experimentando un aumento de las infecciones por COVID-19, y algunos hospitales en Belice ya están por encima de su capacidad. Mientras tanto, Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua están reportando cifras de COVID relativamente bajas en general.

“Sin embargo, debemos considerar estas tendencias con cautela ya que los huracanes Eta e Iota pueden haber impactado los sistemas nacionales de vigilancia y muchas personas han sido desplazadas de las regiones afectadas”, advirtió.

Islas turísticas como Bermuda, están experimentando un aumento de infecciones, y después de muchas semanas, Saint Maarten y Aruba han informado recientemente de nuevas muertes por COVID-19.

“Brasil y Colombia están reportando el mayor número de casos nuevos, con un aumento preocupante de infecciones en las regiones del sureste de Brasil. Las áreas limítrofes en Paraguay y Uruguay también están experimentando una aceleración en los casos, aunque ambos países informan un aumento de las infecciones en todo el país”, dijo.

Sin embargo, se ha visto una reducción de casos en otras partes. Chile se ha mantenido estable y las nuevas infecciones están disminuyendo en Argentina, Bolivia, Perú y Ecuador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here