La tragedia de Notre Dame ha llevado a varios empresarios a abrir las chequeras para donar millonarios recursos para reconstruir la catedral parisina, y las aportaciones para contribuir en la reconstrucción de la emblemática edificación, en la capital francesa, han ido aumentando desde que el inmueble empezó a arder el lunes 15 de abril por la tarde.

Pese a la incertidumbre generada durante las primeras horas del incendio, los franceses se amanecieron con la noticia de que la mayor parte de la estructura de Notre Dame está salvada, pero que se requerirá de recaudar fondos para reparar los daños sufridos, especialmente en el techo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió reconstruir la emblemática catedral en 5 años, y anunció el lanzamiento de una campaña de recaudación de fondos a nivel nacional. Asimismo, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, propuso una conferencia internacional de donantes y coordinar propuestas de aportaciones.

“Quiero que esté terminada en 5 años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos”, agregó Macron, que aseguró que en la tragedia de Notre Dame hay una oportunidad de unir al pueblo francés.

Más allá de las iniciativas gubernamentales, organizaciones e particulares adelantaron acciones para contribuir a la ayuda, y la Fundación del Patrimonio, una organización que vela por el patrimonio francés, habilitó este martes un sistema para recaudar recursos a través de su página web.

Un portavoz de la plataforma GoFundMe aseguró que habían registrado al menos 50 campañas de solidaridad con el incendio, y en otro medio similar, Leetchi, una campaña llamada ‘Financiando las reparaciones de Notre Dame de París’ recaudó más de 12 mil euros. La página web Dartagnans recogió más de 23 mil euros.

Más aún, la campaña del Observatorio del Patrimonio Religioso, también en línea, recibió 3 mil euros, y la organización Sociedad del Patrimonio Francés en Nueva York, se sumó a las iniciativas y abrió una página web para recibir las donaciones.

La solidaridad también llegó a grandes empresas y magnates franceses. La familia Pinault prometió 100 millones de euros para las tareas de reconstrucción de Notre Dame, mientras que el grupo LVMH ofreció hasta 200 millones de euros con los mismos fines.

Por su parte, el grupo empresarial L’Oreal, aportará 200 millones de dólares, y la compañía petrolera Total dará 100 millones. Los hermanos Martin y Olivier Bouygues dijeron que darán a título personal 10 millones de euros para la reconstrucción de Notre-Dame, a través de su holding familiar, SCDM, y el multimillonario Marc Ladreit de Lacharrière, dueño de Fimalac, anunció que participaría en el “esfuerzo de reconstrucción nacional con 10 millones de euros.

Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense KKR, y su esposa Marie-Josée Kravis, anunciaron que aportarían 10 millones de dólares.

Las donaciones superan ya 700 millones de euros para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here