Banco de México reporta este miércoles en su último informe trimestral que el crecimiento de la economía nacional continuó durante el cuarto trimestre de 2020, incluso a un ritmo ligeramente mayor que el esperado en el Informe anterior.

Destaca sin embargo que la actividad económica se mantiene por debajo de su nivel previo a la emergencia sanitaria y enfrenta un entorno de alta incertidumbre.

En el reporte dado a conocer hoy, Banxico explica que al igual que en otros países, desde finales de 2020 se presentó en México un recrudecimiento de la pandemia, lo que condujo a nuevas restricciones a algunas actividades en diversas entidades federativas, mismas que se extendieron a otros estados a principios de 2021.

Además, subraya que en febrero de 2021 se presentaron algunas interrupciones del suministro eléctrico y de gas natural en ciertos estados, principalmente del norte, asociadas al congelamiento de ductos de gas en Texas, lo cual ha afectado transitoriamente a algunas actividades, sobre todo manufactureras.

El banco central apunta que se espera que, en el corto plazo, lo anterior tenga ciertos efectos adversos sobre la trayectoria de recuperación.

Al mismo tiempo, se han difundido noticias positivas sobre el desarrollo, producción y distribución de vacunas contra el COVID-19, lo que permite una perspectiva más favorable para el mediano plazo, aunque todavía se enfrentan retos importantes, entre ellos el proceso de vacunación y su efectividad.

Ante este entorno, las previsiones de crecimiento del PIB en 2021 para el escenario central de este Informe se revisan al alza de 3.3% en el Informe previo a 4.8% en el actual, en tanto que la expectativa para 2022 se ajusta de 2.6% a 3.3% en la misma comparación.

En específico, dichas revisiones se derivan tanto de una mayor base de crecimiento al cierre de 2020, como de una mayor previsión de crecimiento para la actividad industrial en Estados Unidos, lo cual en el corto plazo estará parcialmente contrarrestado por
una mayor debilidad económica a inicios de 2021 ante la evolución de la pandemia en el país.

Un escenario más optimista por parte del Banco de México ubica las previsiones del PIB para 2021 y 2022 hasta en 6.7% para 2021 y 3.4% para 2022.

Por otra parte, y con base en las previsiones presentadas y la información actualizada sobre la evolución del empleo, para 2021 se espera una variación de entre 250 y 570 mil puestos de trabajo, cifras que se comparan a las del Informe previo de entre 150 y 500 mil puestos.

Para 2022 se espera una variación de entre 390 y 590 mil puestos de trabajo, misma que se compara con la publicada en el Informe anterior de entre 300 y 500 mil puestos de trabajo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here