El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, sufrió este lunes una derrota más en el parlamento, luego de que le rechazara el pleno su propuesta de convocar unas elecciones generales anticipadas el próximo 12 de diciembre.

El dirigente no logró el apoyo de dos tercios del Parlamento como lo señala la actual legislación para llamar a las urnas, aunque necesita tan solo el respaldo de la mitad de los diputados para modificar la ley y establecer una convocatoria excepcional.

El Gobierno requería el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes, es decir, al menos 434 votos para sacar adelante la iniciativa, pero solo obtuvo 299 sufragios.

El premier inglés quiere contar con mayoría amplia para refrendar el pacto en la Cámara de los Comunes, pero necesita pasar por las urnas y lo quiere hacer en diciembre.

El obstáculo ahora es que el plan del Ejecutivo se vino abajo hoy porque los conservadores no reunieron los dos tercios de la Cámara necesarios para convocar los comicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here