Vaya contratiempo el que tuvo este domingo el papa Francisco, quien permaneció atrapado en un elevador del Vaticano, provocando que se retrasara para el rezo del Ángelus.

 

El pontífice permaneció 25 minutos encerrado antes de ser rescatado por los bomberos, para quienes pidió un aplauso previo al rezo que pronuncia cada domingo.

 

“Hubo una caída de voltaje y se detuvo el ascensor”, explicó el pontífice argentino en la ventana del Palacio Apostólico ante los fieles que le esperaron por 10 minutos en la plaza de San Pedro.

 

La semana pasada, en esta misma tradicional aparición, el papa Francisco expresó su pesar por los incendios que afectan la región amazónica e hizo un llamado a la comunidad global para enfrentar el desastre.

 

El obispo de Roma se asomó a la ventana del estudio del Palacio apostólico con un retraso de 10 minutos después del mediodía cuando da una pequeña catequesis y reza el Ángelus ante los fieles concentrados en la plaza de San Pedro.

 

Antes de comenzar, el pontífice argentino pidió perdón por el retraso y explicó sonriendo que se había quedado atrapado en el ascensor durante 25 minutos y que tuvieron que llamar a los bomberos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here