La crisis del coronavirus se agravó en Arizona mientras Texas frenó su plan de reactivar la economía en momentos en que el número de contagios diarios confirmados en Estados Unidos se acerca al máximo registrado a finales de abril.

Sea porque se incrementaron las pruebas de diagnóstico o porque el virus no se ha ido, el caso es que que las muertes diarias, las hospitalizaciones y el porcentaje de pruebas que dan positivo a COVID-19 han aumentado en algunas zonas del país, especialmente en el sur y el oeste.

En Arizona, 23% de las pruebas de diagnóstico en los últimos 7 días han dado positivo, y una cantidad récord de 415 pacientes se encuentra conectada a respiradores.

En Mississippi, el conteo diario de nuevos casos a alcanzó su máximo nivel 2 veces esta semana y de acuerdo con el secretario de Salud de Mississippi, Thomas Dobbs, “no es una broma. Van a suceder cosas realmente malas”.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, de los primeros en reactivar la economía, suspendió nuevas medidas y restableció una prohibición de cirugías electivas en algunas áreas a fin de que los hospitales cuenten con camas suficientes, ya que el número de pacientes en el estado superó el doble de los reportados hace dos semanas.

El gobernador de Nevada estableció por su parte el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos, incluyendo en los casinos de Las Vegas.

Estados Unidos registró 34.500 casos de COVID-19 el miércoles, ligeramente por debajo que el día anterior pero cerca del récord diario de 36 mil 400, reportados el 24 de abril, de acuerdo con un conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Los expertos subrayan que el incremento en casos podría traducirse en un preocupante aumento de muertes en todo Estados Unidos dependiendo de factores, entre ellos el que las autoridades estatales tomen las decisiones correctas.

“Es posible, si jugamos mal nuestras cartas y cometemos muchos errores, que regresemos a ese nivel. Pero si somos inteligentes no hay razón para tener 2.200 muertes diarias”, afirmó el doctor Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard.

Varios estados establecieron récord de casos para un periodo de 24 horas, incluyendo Arizona, California, Nevada, Texas y Oklahoma.

El virus ha cobrado más de 122 mil vidas en Estados Unidos, la mayor cifra del mundo, y más de 2,3 millones de contagios confirmados a nivel nacional. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here