Máximo Francisco Repilado Muñoz es el nombre con el que vino al mundo Compay Segundo el 18 de noviembre de 1907 en la población cubana de Siiboney. hace exactamente 112 años que se cumplen este lunes

 

Compay fue un músico y compositor cubano de gran trayectoria siendo un popular entre los amantes de la música cubana por su versatilidad para componer y tocar diversos instrumentos como la guitarra, el tres cubano, el clarinete, el bongó y la tumbadora.

 

Se le considera creador del armónico, híbrido de 7 cuerdas entre la guitarra española y el tres cubano, con el que buscaba imitar el timbre del tres adicionando una cuerda octavada en la tercera cuerda.

 

Nuestro personaje aprendió desde pequeño wl oficio de torcedor de tabaco y empezó a trabajar en la fábrica cubana de habanos Montecristo para ayudar en la economía de su familia, cosa que no fue obstáculo para que empezara a tocar «de oído» la guitarra y el tres cubano para desarrollar el armónico.

 

Compay se mudó con su familia en 1916 a Santiago y trabajó de barbero, aunque era un hecho que su futuro sería la música, al igual que varios de sus hermanos. Creó con otros niños el sexteto Los Seis Ases, y acudía a clases de solfeo con Noemí Toro, joven mandolinista y violinista hija del director de la primaria a la que asistía.

 

Cuando Noemi le dijo que ya podía tocar, eligió el clarinete que compró a un aficionado al que pagó armando tabaco en un chinchal de su propiedad y estudió lcon el maestro Enrique Bueno, ingresando en la Banda Municipal de Santiago de Cuba como clarinetista a la edad de 15 años.

 

Empezó a componer sones en sus ratos libres y su primer tema fue Yo vengo aquí, dedicada a una muchacha de la que se había enamorado en 1922, cuando conoció a cantantes como Sindo Garay y Ñico Saquito. En los años 30, Compay segundo formó parte de agrupaciones de Santiago como el Cuarteto de Trovadores Orientales y el Cuarteto Hatuey. Fue además vocalista del grupo de Miguel Matamoros.

 

En 1948, como voz segunda y tocador de tres, fundó con Lorenzo Hierrezuelo el  dúo Los Compadres, en donde Lorenzo, como primer vocal, se llamó Compay Primo y Repilado, como hacía la segunda voz, adoptó el sobrenombre de Compay Segundo, con el que sería conocido hasta su muerte, siendo este dueto un fenómeno de popularidad hasta 1955 cuando Reinaldo Hierrezuelo, hermano de Lorenzo, sustituyó a Compay quien a su vez formó un grupo llamado ‘Compay Segundo y sus muchachos’.

 

La fama llegó hasta la década de los 90 con su participación en el disco Buena Vista Social Club, que ganó varios premios Grammy, y apareció en la película del mismo nombre realizada por Wim Wenders.

 

Grabó una decena de álbumes, destacando Yo vengo aquí (1996), Lo mejor de la vida (1998), Calle Salud (1999), Las flores de la vida (2000) y Duets (2002).

 

Se le llamó el patriarca del son, pero Compay no sólo fue importante en ese género musical y uno de los grandes de la música popular cubana de todos los tiempos; fue visto sobre todo como un personaje fuera de serie, de un optimismo y unas ganas de vivir abiertamente ejemplares.

 

Compay segundo murió de una insuficiencia renal a los 95 años de edad el 14 de julio de 2003.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here