Fue el 27 de febrero de 1923  cuando vio la primera luz en Los Ángeles  el gran Dexter Gordon, saxofonista de jazz. considerado uno de los impulsores del be bop.

Su primera colaboración importante fue con la banda de Lionel Hampton entre 1940 y 1943, aunque la presencia de Illinois Jacquetle le impidió lucirse en los solos y fue hasta 1943 cuando consiguió destacar en una grabación con Nat King Cole.

Otras colaboraciones con Lee Young, The Fletcher Henderson Orchestra y la Big band de Louis Armstrong, precedieron a su traslado a Nueva York en diciembre de 1944 y su incorporación a la orquesta de Billy Eckstine, participando con Gene Ammons en la grabación de Eckstine de “Blowin’ the Blues Away”.

Gordon grabó con Dizzy Gillespie (“Blue ‘N’ Boogie”) antes de regresar a Los Ángeles en el verano de 1946 y se convirtió en uno de los principales atractivos de la escena de Central Avenue, trabajando con Wardell Gray y Teddy Edwards en muchas batallas legendarias entre tenores.

Desde 1952, sus problemas con las drogas le llevaron a una carrera irregular durante el resto de la década, grabando 2 discos en 1955, pero hacia 1960, se recuperó e inició una serie de grabaciones para Blue Note, hasta que, en 1962, en pleno éxito, se marchó a Europa en donde se estableció hasta 1976, y realizaría algunas de las mejores grabaciones de su carrera para SteepleChase.

Gordon regresó esporádicamente a Estados Unidos, grabando en 1965, 1969-1970 y 1972, y aunque en esas ocasiones se percibió un olvido por parte de sus compatriotas, su regreso en 1976 constituyó un acontecimiento mediático que repercutió en un inusitado interés por su biografía, que empezó a tener tintes legendarios.

Gordon firmó con Columbia y se convirtió en una figura popular hasta que su salud le obligó a casi retirarse a comienzos de los ochenta, aunque regresara para participar en la película Autour de minuit  en 1986, siendo nominado por este film al Oscar como mejor actor principal, batiéndose en duelo a intérpretes de la talla de James Woods, Bob Hoskins, William Hurt o Paul Newman, quien finalmente ganaría la preciada estatuilla con El color del dinero.

Como nota curiosa hay que decir que Dexter Gordon, amigo de Torben Ulrich (quien dirigía un pequeño club de jazz en Copenhague), es el padrino de Lars Ulrich de Metallica.

Dexter Gordon murió el 25 de abril de 1990.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here