El brote de coronavirus en el seno del equipo de fútbol americano  Cafés de Cleveland llegó a tal grado que no solo diezmó su roster de jugadores.

La pandemia se extendió al cuerpo de entrenadores y esto obligará a Callie Brownson, jefa de personal del club, a alistarse para trabajar en el juego del domingo contra los Acereros de Pittsburgh en el puesto del coach de receptores Chad O’Shea.

Para Brownson, es la segunda ocasión en la que es enrolada en el primer equipo por el entrenador en jefe Kevin Stefanski, ya que hace unas semanas participó como entrenador asistente  en el encuentro ante Jaguares de Jacksonville, en el puesto del entrenador de profundos,  Drew Petzing, quien no viajó con el equipo porque su esposa iba a dar a daba luz

Brownson fue la primera mujer en hacerse cargo como coach de los esquineros de los Cafés. El equipo informó esta semana que uno de sus entrenadores había dado positivo en Covid-19, sin precisar que era O’Shea.

Cleveland ha sido muy afectados por los contagios, y 4 de ellos, no participaron en el juego del domingo pasado en Nueva York, y apenas fueron reincorporados para uno de los encuentros más importantes de la franquicia en su historia reciente.

Los Cafés tendrán un boleto para los playoffs por primera vez desde 2002 con una victoria sobre los Acereros y fue este viernes que pudieron usar sus  instalaciones.

No hubo ningún caso nuevo de coronavirus en las pruebas del viernes, y después de recibir autorización de la liga, pudieron entrenar bajo techo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here