La presión social fue mucha, y el presidente de Colombia, Iván Duque, pidió este domingo al Congreso retirar su propuesta de reforma tributaria que derivó en un estallido ciudadano a lo largo de la semana con un saldo de heridos, detenidos, daños materiales y algunos muertos.

Duque afirmó que propondrá una nueva iniciativa que excluya las propuestas más polémicas de la anterior, por lo que solicitó al Congreso “el retiro del proyecto radicado por el ministerio de Hacienda y tramitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera”.

Acompañado de la vicepresidenta y varios ministros, Duque precisó los alcances de la nueva propuesta, que excluirá el aumento del IVA en bienes y servicios y la ampliación de la base de contribuyentes al impuesto sobre la renta, puntos más controvertidos de la “Ley de solidaridad sostenible”.

Según el presidente, la reforma fiscal es necesaria para “dar estabilidad fiscal al país, proteger los programas sociales de los más vulnerables y generar condiciones de crecimiento luego de los efectos arrojados por la pandemia del COVID-19”.

La nueva ley, concertada con partidos políticos, sector privado y sociedad civil, se enfocará en gravar temporalmente a empresas y a las clases sociales más ricas, así como profundizar programas de austeridad del Estado, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here