El huracán Dorian dejó Carolina del Norte para llegar con fuerza en la parte sur de Canadá como ciclón post-tropical, con vientos de hasta 155 kilómetros por hora.

Las primeras imágenes de su llegada a territorio canadiense muestran los graves daños materiales causados por los fuertes vientos en las calles de la ciudad de Halifax, provincia de Nueva Escocia. El sábado, más de 300 mil personas en Halifax se quedaron sin electricidad, mientras que las empresas locales adelantaron su hora de cierre, informa la agencia de noticias AP.

Autoridades locales pidieron a los residentes no dejar en sus patios objetos pesados que puedan “convertirse en proyectiles” si los vientos se vuelven más severos, luego de que el meteoro se acercó a las costas canadienses en forma de tormenta de categoría 2.

Dorian azotó las Bahamas al comienzo de esta semana con vientos de hasta 295 kilómetros por hora, cobrándose la vida de al menos 43 personas y destruyendo innumerables viviendas. Posteriormente, pasó por los estados de Florida, Georgia, así como por Carolinas del Sur y del Norte.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes, “aunque Dorian ha perdido las características de ciclón tropical, tendrá impactos significativos en partes del este de Canadá  el sábado y el domingo”.

La agencia también advirtió de la posibilidad de que se registren mareas de tempestad al este de Nueva Escocia, en partes del golfo de San Lorenzo y en el suroeste de Terranova.

Los organismos de emergencia habían emitido previamente alerta por huracán en toda Nueva Escocia, advirtiendo que su llegada podría venir acompañada de hasta 12 metros de altura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here