El Secretario General de las Naciones Unidas pidió este jueves que los derechos humanos sean el corazón de la respuesta y recuperación del COVID-19 con el propósito de lograr un mejor futuro para las personas en todos los rincones del mundo.

António Guterres hizo esta exhortación en su mensaje con motivo del Día de los Derechos Humanos, celebrado cada 10 de diciembre.

“Las personas y sus derechos deben estar al frente y ser el centro de la respuesta y la recuperación. Para para vencer esta pandemia y protegernos para el futuro, necesitamos marcos de trabajo universales basados en derechos como la cobertura de salud para todos”, dijo.

Guterres afirmó que la pandemia nos ha recordado dos verdades sobre los derechos humanos, la primera de las cuales es que violarlos nos perjudica a todos.

“La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto desproporcionado en los grupos vulnerables, incluidos los trabajadores de primera línea, las personas con discapacidades, las personas mayores, las mujeres y niñas y las minorías”, recalcó.

Añadió que el coronavirus ha ganado terreno “porque la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la destrucción de nuestro medio ambiente natural y otras fallas de derechos humanos han creado fragilidades enormes en nuestras sociedades”.

Añadió que, por otro lado, la pandemia socava los derechos humanos cuando se utiliza como pretexto para respuestas de seguridad de mano dura y medidas represivas que restringen el espacio cívico y la libertad de los medios de comunicación.

La segunda verdad es que los derechos humanos son universales y protegen a todos, y esto quiere decir que una respuesta eficaz a la pandemia debe basarse en la solidaridad y la cooperación.

“Los enfoques divisivos, el autoritarismo y el nacionalismo no tienen sentido frente a una amenaza global”, enfatizó. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here