El Gobierno del Japón decidió no prolongar el estado de emergencia por coronavirus para Tokio y las prefecturas vecinas de Saitama, Kanagawa y Chiba, el cual entró en vigor desde hace más de 2 meses y vence el domingo 21 de marzo.

En conferencia de prensa, el primer ministro japonés, Suga Yoshihide, declaró que se han logrado buenos resultados a través de medidas puntuales durante el estado de emergencia, tales como instar a los bares y restaurantes a cerrar más temprano.

En consecuencia, el Gobierno decidió levantar el estado de emergencia tras confirmar que la situación en torno a los contagios se ajusta a los criterios fijados, incluyendo la disponibilidad de camas de hospital reservadas para pacientes de Covid-19.

Autoridades gubernamentales advierten sin embargo que la población deberá seguir alerta ante la posibilidad de contagios, toda vez que temen que el número de nuevos casos pueda volver a aumentar en la zona de Tokio y alrededores, debido a las numerosas fiestas de despedida y bienvenida y encuentros para contemplar los cerezos en flor que suelen celebrarse en esta época del año.

Si el Gobierno detecta señales de repunte en los contagios tras el levantamiento del estado de emergencia, podría aplicar un nuevo conjunto de disposiciones legales contra la pandemia, como parte de una ley enmendada sobre medidas especiales antivirus que permiten a los gobiernos de prefectura tomar medidas puntuales de prevención de contagios, aunque no esté en vigor el estado de emergencia.

Además, el Gobierno planea promover 5 programas antivirus, dirigidos a prevenir contagios en locales de comida y bebida, reforzar la observación de las variantes del coronavirus y llevar a cabo pruebas estratégicas de infección para detectar señales de un nuevo aumento en el número de casos.

El Gobierno también se propone mantener el país cerrado, por el momento, a la entrada de ciudadanos extranjeros no residentes en Japón. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here