Aumenta el hambre en el mundo debido a cambio climático

0

Varias agencias de la ONU difunden este martes un informe que da cuenta de que el número de personas que padece hambre ha crecido en los últimos 3 años, para ubicarse de nuevo en los niveles de hace una década.

Los cambios en el clima son una de las principales causas del aumento del hambre en el mundo en 2017, misma que padecen 821 millones de personas, En 2016, sumaban 804 millones.

El reporte  titulado “el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo” elaborado por la FAO, la OMS, el PMA, Unicef y el Fida, detalla que “la situación está empeorando en América del Sur y la mayoría de las regiones de África; igualmente la tendencia a la baja” observada en Asia sigue ralentizándose,

La prevalencia de la subalimentación pasó de 10,7% de la población mundial en 2014 a 10,9% en 2017, mientras que en América del Sur creció de 4,7% a 5%.

Para dichas agencias de Naciones Unidas, el aumento del hambre en esta región se puede explicar por “la persistencia de los precios bajos para la mayoría de productos básicos exportados, especialmente el crudo”, que han mermado los recursos financieros para importar alimentos y dejado a los gobiernos con menos ingresos “para proteger a las personas más vulnerables”.

Dominique Burgeon, director de urgencias de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, cita el caso de Venezuela, sumida en una grave crisis económica, al tiempo que menciona en América Central, el “corredor seco” entre Nicaragua, Guatemala y El Salvador, “donde la probabilidad de un fenómeno climático como El Niño, con una multiplicación de sequías, aumenta cada día un poco más”.

La crisis alimentaria “más aguda se registra actualmente en un país en guerra, Yemen”, donde el 35% de la población está subalimentada.

A la inestabilidad generada por los conflictos en el mundo, las agencias de la ONU suman “la variabilidad y las condiciones extremas del clima” como un factor clave del aumento del hambre. Como algunos fenómenos extremos climáticos “no pueden atribuirse” directamente al cambio climático, el informe de la FAO evita utilizar el término, aunque apunta que entre 1990 y 2016, eventos como el calor extremo,  sequías,  inundaciones y tormentas se duplicaron con una media anual de 213.

El informe señala por otro lado que la obesidad en adultos sigue aumentando: mientras en 2012 afectaba al 11,7%, en 2016 se colocaba en 13,2% (672,3 millones de personas, es decir, más de uno de cada ocho adultos).

Califica igualmente de “vergonzoso” que la anemia entre mujeres en edad reproductiva siga al alza, afectando a una de cada tres (32,8% en 2016), con “importantes consecuencias para la salud” de estas y de sus hijos.

Las agencias dan cuenta de algunos progresos en el ámbito infantil: la desnutrición de los más pequeños sigue disminuyendo, mientras que desde 2012, la proporción mundial de niños con sobrepeso parece al menos haberse estancado, con un 5,6% (38,3 millones) en 2017.

“Si no se aumentan los esfuerzos, existe el riesgo de quedar muy lejos de alcanzar la meta de los Objetivos del Desarrollo Sostenible relativa a la erradicación del hambre en 2030” en el mundo, advierte el informe.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*