El Gobierno de El Salvador puso en operación a más de un millar de agentes en la localidad fronteriza de La Hachadura, cercana a Guatemala, para hacer labores de patrullaje con financiamiento de Estados Unidos para frenar la migración, prevenir el tráfico ilegal de personas y combatir a las bandas criminales.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, dijo al presentar al nuevo cuerpo de seguridad que ”se busca crear oportunidades para la población y evitar la migración irregular, además de combatir frontalmente a tratantes y traficantes de personas”.

Explicó también que las patrullas estarán conformadas por 300 oficiales de migración y 800 agentes de la División de Seguridad Fronteriza de la Policía Nacional Civil del país, y que la función se centrará  en eliminar “los puntos ciegos”, con el objetivo de combatir delitos como la trata y el tráfico de personas, contrabando de mercadería y el ingreso ilegal de dinero producto de la actividad criminal.

Los vehículos de esta nueva policía cuentan con radio y herramientas como drones “para un mejor alcance visual en sus controles”, y la creación de esta corporación es producto del acuerdo firmado el 28 de agosto entre el secretario de Seguridad Nacional norteamericano, Kevin McAleenan, y el presidente salvadoreño Nayib Bukele.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here