Un nuevo pozo funerario en Saqqara, ubicado al sur de El Cairo, con 14 nuevos sarcófagos de hace más de 2 mil 500 años, ha sido dado a conocer por el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Luego de visitar el área, el ministro de Turismo y Antigüedades, Khaled Al-Anani, agradeció a los trabajadores del sitio por la labor desarrollada en “condiciones difíciles” mientras cumplen con todas las medidas de precaución.

Las autoridades egipcias indicaron que “todavía se están realizando excavaciones para revelar más secretos de este descubrimiento”. Sin embargo, se estima que podría ser uno de los más grandes de su tipo.

“Los estudios iniciales indican que estos féretros están completamente cerrados y que no han sido abiertos desde que fueron enterrados”, explica la institución en un comunicado, y los expertos consideran que probablemente “no son los únicos”, pues podría haber más sarcófagos dentro de los nichos que se ubican a lado de los pozos.

Se piensa que Saqqara sirvió como la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, la capital del antiguo Egipto. En el lugar se realizaron enterramientos a lo largo de 3 mil años, por lo que se ha convertido en un sitio de gran interés arqueológico.

El descubrimiento se suma a otro, cuando la semana pasada se encontraron 13 ataúdes de la misma época, sumando un total de 27 féretros de madera sellados y en perfecto estado, acompañados de estatuas y objetos pequeños.

foto ilustrativa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here