Dos esqueletos completos fueron encontrados en la Torre de Londres fortaleza de casi mil años conocida por ser el lugar de las ejecuciones y torturas más sangrientas de la historia británica.

Se trata de los primeros esqueletos encontrados en este sitio desde la década de los años 70 del siglo pasado, y se piensa que los esqueletos pertenecían a una mujer de entre 35 y 45 años y a un niño de unos 7 años, enterrados entre 1450 y 1550 sin ningún objeto funerario.

Para Alfred Hawkins, curador de edificios históricos en la organización Palacios Reales Históricos que supervisa la Torre de Londres, los huesos fueron descubiertos a principios de este año durante unos trabajos de excavación ante la entrada de la Capilla Real de San Pedro ad Vincula.

Los esqueletos no presentaban signos de muerte violenta, por lo que los especialistas creen que pertenecían a personas comunes que vivían en la Torre.

Hawkins explicó que “estos restos fueron encontrados boca arriba y alineados con los pies orientados hacia el este”, una postura típica de un entierro Cristian.

El curador dijo que, además de funcionar como prisión y lugar de ejecuciones, la Torre de Londres también albergaba una próspera comunidad humana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here