La Auditoría Superior de la Federación presentó el pasado miércoles ante diputados su “Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017” y en su página de internet difundió las auditorías realizadas, pero falta algo.

De acuerdo con la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ciertamente las auditorías documentan millonarios desvíos de recursos públicos, pero se omitió publicar la identidad de las empresas y personas involucradas. en cambio, presentan identificadores tales como “Persona Moral 1”, “Persona física 2” o “Subcontratada 3”, con las irregularidades y montos recibidos por cada una.

En su análisis, MCCI identificó que hay transferencias de SEDATU a 4 instituciones educativas por 351.8 millones de pesos, pero el seguimiento al asunto es complicado porque  los nuevos reportes ocultan la identidad de las empresas y personas involucradas.

María Amparo Casar, Presidenta Ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción, señaló que se trata de un grave retroceso, pues “las instituciones académicas, organizaciones de la sociedad civil y periodistas independientes quedan sin la información indispensable para llevar a cabo sus investigaciones”.

Dijo además que “no podemos permitir retrocesos en materia de transparencia y rendición de cuentas. La información de la que se nos está privando es de vital importancia para seguir la labor de combatir la corrupción y la impunidad.”

Desde el 2009, la ASF, realiza investigaciones especiales sobre el uso de recursos públicos, y a la fecha ha llevado a cabo 117 auditorías forenses, las cuales han documentado el uso irregular de 20 mil 782 millones de pesos que siguen sin ser recuperados.

Casos como los de La Estafa Maestra revelados por MCCI y Animal Político, partieron de auditorías forenses en las que la ASF documentó la triangulación de recursos entre secretarías de Estado y universidades para llevar recursos a empresas, usualmente fantasmas y a personas que poco o nada tenían que ver con las instituciones educativas.

Estas auditorías permiten a ciudadanos e investigadores corroborar y ampliar la información para develar redes corrupción y los mecanismos de operación utilizados para la comisión de actos de corrupción.

La eliminación de información como la identidad de personas y empresas involucradas en desvíos millonarios sólo abona a la opacidad e impide el combate a la corrupción, por lo que Mexicanos Contra la Corrupción solicita a la ASF que reconsidere esta postura y enmiende esta grave omisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here