El último recuento del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad en torno a los amotinamientos simultáneos registrados el martes en 4 cárceles de Ecuador, señala que perdieron la vida al menos 79 reclusos.

Según el organismo ecuatoriano responsable de las prisiones en el país, fueron 37 los reclusos que perecieron en 2 penitenciarías de Guayaquil, además de 34 en una cárcel de Cuenca y el resto en el penal de Latacunga. Al parecer, y en todos los casos, hubo enfrentamientos entre grupos que se disputan el control de las prisiones.

El director del organismo carcelario nacional, Edmundo Moncayo, señaló que no había muertos entre el personal de custodia, y lo que sí hay son policías lesionados.

La Servicio indicó en un comunicado que se encuentra bajo control la situación en las cárceles de Guayaquil, Cuenca y Latacunga donde se dieron los hechos violentos, y precisó que en estas cárceles se concentra 70% de la población carcelaria de Ecuador.

Agregó que “continúa desarrollando el levantamiento de información de las pérdidas humanas y demás aspectos relacionados con los enfrentamientos” dentro de las prisiones.

El presidente Lenín Moreno ordenó al ministerio de Defensa “ejercer un estricto control de armas, municiones y explosivos en los perímetros exteriores” a las cárceles, al tiempo que declaró estados de excepción para el sistema carcelario y movilizar a los militares en 2019 y 2020 para fortalecer el resguardo ante el alto grado de violencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here