La casa real británica efectuó este sábado las exequias del principe Felipe, quien falleció hace una semana a la edad de 99 años, con una misa de cuerpo presente en la capilla de San Jorge

El féretro con los restos mortales del duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II, fue trasladado con todos los honores de la Capilla Privada del Castillo de Windsor a la capilla de San Jorge, dónde se realizó el funeral.

El ataúd con el cuerpo de Felipe fue colocado en un vehículo Land Rover adaptado por el duque para realizar ese trayecto, y la procesión fue conformada por familiares y miembros de la casa del duque, encabezada por el Príncipe Carlos y la princesa Ana.

Detrás de ellos se ubicaron en el cortejo fúnebre los otros hijos de la Reina y el Duque: el Príncipe Eduardo y el Príncipe Andrés, seguidos del Duque de Cambridge, Guillermo, y su hermano Enrique junto con su primo Peter Phillips.

La Reina Isabel se trasladó en un auto Bentley en la parte final de la procesión.

El Cortejo fue acompañado por personal militar de la Marina Real, el Ejército y la Fuerza Aérea Real, y poco menos de un millar de miembros de las fuerzas armadas participaron en la ceremonia.

Durante el traslado del féretro s San Jorge como durante la misa, se interpretaron varias canciones e himnos relacionados con la marina.

Fue a las afueras de la capilla cuando se efectuó un minuto de silencio antes del ingreso del féretro s la iglesia, mismo que concluyó con cañones de la Artillería de la Tropa del Rey.

Unas 30 personas ingresaron a la ceremonia de casi una hora, oficiada por el Arzobispo de Canterbury, y las restricciones sanitarias por la pandemia del coronavirus impidieron que acudiera incluso el Primer Ministro Boris Johnson.

El Príncipe Felipe, ha sido el consorte más longevo de la monarquía británica y sus exequias fueron objeto de todos los honores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here