Una serie de manifestaciones se han desarrollado en varias partes del mundo reclamando libertad y justicia para el fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, al cumplirse 2 años de su arresto tras ser sacado por la fuerza de la embajada de Ecuador en Londres.

Defensores del periodista se pronunciaron a las afueras de las sedes diplomáticas de Estados Unidos y Ecuador en Washington, contra el presidente ecuatoriano Lenín Moreno que en 2019 retiró su protección y permitió su arresto. “Libertad para Julian Assange” y “el periodismo no es un crimen”, fueron algunas frases escritas en las pancartas que llevaban algunos manifestantes.

El vocero de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, aseguró fue silenciado uno de los periodistas más importantes del mundo, además de denunciar su aislamiento y la tortura psicológica que sufre el programador australiano.

Assange publicó en 2010 información relacionada con las intervenciones de Estados Unidos en Irak y Afganistán, denunciando crímenes de guerra, y 2 años después debipo refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres por una persecución judicial.

Julian permaneció en la sede diplomática casi 7 años hasta que el presidente Moreno le retiró el permiso de asilo. Semanas después, Estados Unidos solicitó al Reino Unido su extradición, acusado de 17 cargos de espionaje y otro de piratería informática. Las audiencias comenzaron en Londres en 2020, pero la pandemia detuvo el proceso provocando que Assange estuviera aún más tiempo en prisión.

En enero pasado, la Justicia inglesa rechazó extraditarlo por su estado de salud y condición mental, además de un alto riesgo de suicidio si era deportado, pero permanece preso y Washington apeló la sentencia.

El presidente Joe Biden favorece la idea de que Assange sea juzgado en Estados Unidos, en tanto que el abogado Aitor Martínez, miembro del equipo de defensa de Assange, ha denunciado su situación y espera que la Justicia británica ponga fin a los requerimientos de Washington.

Assange se encuentra en la prisión londinense de Belmarsh, y de ser extraditado a Estados Unidos, corre peligro de ser condenado hasta 175 años de cárcel por cargos relacionados con la Ley de Espionaje

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here