Francia se despide de Charles Aznavour

0

Políticos, famosos y fans se reunieron este viernes para dar su último adiós a Charles Aznavour, un monumento de la canción francesa fallecido el lunes a los 94 años.

El ícono francés fue despedido con un homenaje nacional que unió a líderes de Francia, en donde nació, y Armenia, la tierra de sus padres con la cual mantuvo estrechos vínculos durante toda su vida.

Unas 2 mil personas se congregaron desde temprano por la mañana en el Palacio de los Inválidos, donde se celebran los homenajes oficiales a las grandes figuras francesas en París.

Aznavour, que vendió más de 180 millones de discos en 8 décadas de carrera, falleció la madrugada del lunes tras un fallo cardio respiratorio en su casa en Alpilles, en el sureste de Francia. Acababa de volver de una gira por Japón y tenía previsto dar un concierto el 26 de octubre en Bruselas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, quien acudió a las exquias, dijo  frente al ataúd del artista envuelto en la bandera tricolor francesa, que “Charles Aznavour se convirtió naturalmente, unánimemente en uno de los rostros de Francia”.

Dijo que “sus canciones fueron para millones de personas un bálsamo, una cura, un consuelo”, agregó sobre el autor de un excepcional repertorio de nostalgia, que triunfó con canciones como “La Bohème” o “Mes emmerdes”.

El presidente francés elogió también la “lealtad a sus raíces”. En 1988 se lanzó a recaudar fondos para ayudar a Armenia a levantarse tras un devastador terremoto que mató a 25.000 personas y fue nombrado posteriormente embajador permanente de Unesco en Armenia.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, presente en la conmemoración junto al presidente armenio, Armen Sarkissian, saludó a este “héroe nacional” que dijo “ha dado a los armenios una nueva razón de sentirse orgullos”.

La emoción era también palpable en Erevan, la capital de Armenia, donde cientos de personas siguieron en pantallas gigantes, en la plaza Aznavour, el homenaje en directo.

El cantante, autor de “La Mamma”, “Comme ils disent” o la clásica “For Me Formidable”, recibió una ovación final de pie mientras su ataúd era llevado fuera de los Inválidos al ritmo de su “Emmenez Moi”.

Muchos, enjugándose las lágrimas, entonaron después el refrán de “La Bohème”, como Kelly, una fan de unos 20 años que viajó desde el oeste de Francia para despedirse de este gigante de la canción francesa.

Tras este último homenaje, Aznavour será enterrado el sábado “en la más estricta intimidad” en Montfort-l’Amaury, a unos 45 kilómetros al oeste de París, donde reposan sus padres y su hijo Patrick, que murió a los 25 años.

 

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*