El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación fijó postura luego de que las Comisiones Unidas de Educación y de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, avalaran modificaciones a diversas leyes relacionadas con la educación en el país, y aunque destaca la incorporación de la educación inicial, la inclusión de la autonomía universitaria y el concepto de educación como un derecho de igualdad sustantiva, cuestionó otras medidas.

Dice que los considerandos para desaparecer al Instituto son resultado de apreciaciones de índole político e ideológico, las que en nada abonan a promover el interés superior de la niñez de México, y expresa que desaparecer a un organismo constitucional autónomo con base en percepciones y juicios sin fundamento, y sin una revisión de sus aportaciones al sistema educativo, debilita la discusión pública.

Asegura que gracias al INEE, la sociedad pudo conocer los niveles de aprendizaje de los estudiantes a través de pruebas como PLANEA, y dice que gracias a este organismo autónomo se puso al alcance de todos, información oficial independiente, incluso con recomendaciones de políticas muy concretas, para mejorar el sistema educativo.

Más aún, el Instituto afirma que el dictamen no otorga al nuevo organismo que sustituirá al INEE la autonomía constitucional necesaria para el adecuado desempeño de una función esencial para el desarrollo de México.

Denuncia que el dictamen aprobado en comisiones desconoce los logros alcanzados por la Reforma Educativa 2013- 2018, y que no es necesario incorporar al texto constitucional las materias que debieran formar los planes y programas de estudio.

El Instituto nacional para la Evaluación educativa resalta que el Estado debe continuar al frente de la rectoría y conducción del Sistema Educativo Nacional, evitando que vuelva a ser presa de intereses alejados de la realidad educativa y de la calidad de la educación pública, y que una iniciativa con los retos como la que ha acordado nunca debe privilegiar a grupos particulares que sólo ven en ésta una forma de promover sus intereses y no los de la niñez del país.

Finalmente, el INEE expresa que mantendrá un diálogo abierto con todos los actores políticos y sociales para seguir impulsando una iniciativa que sea aprobada tanto en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores, en beneficio de la educación de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here