Los mercados de valores en todo el mundo han caído ante el empeoramiento del brote del coronavirus.

Las agencias de calificación de deuda “han actuado para exacerbar la crisis” y “aumentan el sufrimiento de la población” de los países a los que evalúan, señala una experta de la ONU en derechos humanos.

La relatora Yuefen li pidió ante el Consejo de Derechos Humanos que se reforme urgentemente la arquitectura internacional de deuda.

“En lugar de sonar la alarma sobre posibles crisis de deuda, lo que significaría cumplir con su rol preventivo, estas agencias han actuado para exacerbar las crisis”, señaló. “El impacto de rebajas de calificación de países en desarrollo puede ser enorme” agregó.

Li dijo que las llamadas “big three”, las 3 grandes agencias de calificación – Standard & Poor’s, Moody’s and Fitch Ratings- controlan más del 92% del mercado global, lo cual no permite una justa competencia.

Sus calificaciones, no tienen en cuenta consideraciones de derechos humanos, con lo cual “reducen el espacio fiscal para invertir en servicios de salud, vacunas o protección social cuando más se necesitan” y disminuyen “la eficacia de los esfuerzos de los países para contener una crisis de deuda”.

Con esto, “aumentan el sufrimiento de la población, concluyó Li. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here