En un comunicado, 28 Comités de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupcion cuestionaron la forma eleccion de Rosario Piedra como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Dicen que en las últimas décadas los mexicanos hemos tratado de construir un país justo y un Estado con equilibrios que nos dé instituciones independientes que defiendan derechos individuales, y que la lucha contra la corrupción está ligada al ejercicio y disfrute de los derechos humanos.

Explican los Comités que la reciente elección y rendición de protesta de la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ha dejado dudas de legalidad y legitimidad en amplios sectores de la sociedad, y los integrantes de los comités de participación ciudadana de los sistemas anticorrupción manifiestan que es su deber como integrantes del Sistema Nacional Anticorrupción promover el cumplimiento del orden constitucional y legal en el país, y vigilar y velar porque las instituciones del Sistema Nacional Anticorrupción fortalezcan su independencia, imparcialidad y profesionalismo.

Apuntan que la Ley de la CNDH señala como requisito para ocupar la presidencia de la Comisión, no desempeñar ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal en algún partido político en el año anterior a su designación.

No obstante, Rosario Ibarra Piedra, forma parte del padrón “Integración de los órganos directivos a nivel nacional y estatal” que Morena comunicó al INE en cumplimiento a la normativa electoral, el cual está actualizado al 24 de octubre de 2019, y en el que se señala que ocupa el cargo de consejera del Consejo Nacional.

Por tanto, no acredita el tiempo que se requiere para haber dejado de formar parte de órganos de dirección dentro de un partido político.

Por ello, los Comites expresan su preocupación ante estos hechos y solicitan respetuosamente a los Poderes del Estado Mexicano llevar a cabo nombramientos en donde se funde y motive la idoneidad de los candidatos que compiten de forma pública, abierta y transparente por los puestos de las instituciones, tanto las que pertenecen al Sistema Nacional Anticorrupción en todo el país como otras, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los Órganos Constitucionales Autónomos que son pilares del Estado, y cuyo capital es el prestigio de sus integrantes, su idoneidad técnica y la independencia en su actuar, inicialmente fundamentada en la pulcritud con la que deben llevarse a cabo sus procesos de selección

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here